Blog
Campus
22/03/2019
Biomech Consulting
Sobre podólogos y podiatras… un debate aún sin cerrar.

La podiatría en España a debate

 

El día 8 de marzo se celebra el Día de la Podología, y de acuerdo con esta fecha, el Colegio Profesional de Podología de la Comunidad de Madrid (COPOMA), organiza las XXXVI Jornadas de Actualización Podológica.

El evento tendrá lugar los días 8 y 9 en Madrid, en el Hospital Clínico Universitario San Carlos, y trata de reunir expertos en Podología de toda España. Además, esta nueva edición está focalizada en el Pie Diabético, y se presenta bajo el lema “De la Podología a la Podiatría”.

Es por ello que el eje central del evento gira en torno a dos objetivos principales. Por un lado, se pretende alinear los estudios oficiales con la práctica de la Podiatría, sobre todo en lo que a prácticas se refiere. Por otra parte, se discutirá abiertamente a favor de la implantación de la disciplina dentro de la Sanidad Pública.

 

Partiendo de la terminología, ¿qué diferencia hay entre podólogo y podiatra?

Según el Col.legi Oficial de Podòlegs de les Illes Balears, el podólogo es el profesional sanitario universitario con los conocimientos, habilidades y aptitudes para realizar las actividades dirigidas a la prevención, diagnóstico y tratamiento de las afecciones y deformidades de los pies, mediante procedimientos terapéuticos podológicos.

 

Día del podólogo

 

En España, para ejercer la Podología es necesario tener el título de Diplomado Universitario en Podología emitido por el correspondiente ministerio, y también estar colegiado. En cambio, en algunos países, sobre todo en Sudamérica, para ejercer como podólogo basta con realizar un curso de unos meses, accediendo desde un nivel académico de primaria.

Esta dualidad ha generado que en países como España, pioneros en podología y con gran impacto científico en la disciplina, se quiera avanzar terminológicamente hacia Podiatra para denominar a aquellos profesionales sanitarios que se han formado de acuerdo al plan de estudios de las universidades españolas y estén habilitados para ejercer como tal.

Este cambio supondría la constitución del podiatra como:

  • Profesional sanitario con título universitario.
  • Profesional capaz de examinar, diagnosticar, intervenir, prevenir y proveer los tratamientos oportunos para los problemas del pie y tobillo.

 

Una segunda cuestión también de fondo para el colectivo de la Podología y no menos relevante, es un hecho que viene haciéndose eco en la prensa española desde 2017. Se trata de la voluntad por parte de podólogos de nuestro país de que este profesional sanitario sea incluido en la Sanidad Pública.

Esta iniciativa responde a una necesidad general del país, que aseguraría la atención integral del pie. Cabe remarcar que en función a los datos de la Organización Mundial de la Salud, el tratamiento y atención básica del pie diabético podría prevenir hasta un 80% de los casos de amputaciones. Hablamos pues, de una cifra muy elevada, y más teniendo en cuenta que en España 6 millones de personas padecen diabetes, según apunta la Sociedad Española de Diabetes. De forma más concreta, las cifras apuntan a que más del 20% de los pacientes, la diabetes les repercute en la ulceración en el pie, lo que es conocido como pie diabético.

Por el momento, el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos ha realizado un informe que justifica la inclusión de estos profesionales dentro de la Sanidad Pública, y se sigue luchando constantemente para conseguirlo. Se muestra mucho empeño en ello, pues además en este proyecto hay unanimidad por parte de diferentes partidos políticos.

 

Ya para finalizar, desde Biomech Consulting aplaudimos la celebración de eventos científicos e iniciativas, que, como ya sucedió con el Biomech Hub 2019, alienten el progreso y desarrollo de la profesión podológica.